Bienvenido al Blog de:


LOS EXITOSOS PELLS
Donde se muestran todos los capitulos, videos, noticias y mucho mas de esta serie. Cualquier cosa que quieran saber escriban a: losexitosospellss@hotmail.com o por el Chat. Gracias por visitar el Blog.

TODA LA MUSICA DE TODOS LOS CAPITULOS (click en el signo de pausa para parar)


MusicPlaylistRingtones
Create a playlist at MixPod.com

sábado, 17 de enero de 2009

MIKE AMIGORENA. EL ACTOR UNDER DE LOS EXITOSOS PELLS. ENTREVISTA

Mendocino de nacimiento, Mike Amigorena llegó a Buenos Aires hace quince años, con la expectativa de ganar un lugar en el mundo del espectáculo. Y vaya si lo logró. Después de haber descollado en la escena under con su ductilidad actoral fue escalando posiciones, hasta seducir incluso la mirada de Francis Ford Cóppola, quien lo convcó para Tetro, su último film realizado en nuestro país. Hoy renovó con su estilo la pantalla chica, en la que asume el desafío de encarnar un rol triple en Los exitosos Pells, tira que ganó la batalla del rating en el prime time de Telefé. Obsesivo del trabajo, ama la libertad, que le permite administrar sus tiempos para hacer de la vida su trabajo más logrado.
-¿Cómo estás viviendo el suceso de Los exitosos Pells?
-Mike Amigorena: Con una gran felicidad, que me estimula a dar lo mejor de mí todos los días. Es una sensación muy plena, como si estuviera enchastrado de felicidad. Me siento muy bien.

Seguir Leyendo...
-¿Te sentís cómodo en el rol de galán?
-Me cae como anillo al dedo, porque no tuve que forzar nada. Yo no me considero un galán clásico, pero me divierte mucho hacer mi versión de ese estereotipo.
-Cuando te convocaron, ¿tenías la expectativa de semejante éxito?
-Uno siempre quiere hacer un éxito, por eso cuando te toca lo único que tenés que hacer es disfrutado. Después de haberle dedicado toda una vida a este oficio, cuando llega el reconocimiento masivo se agradece y se disfruta.
-¿El rating es una carga o un estímulo?
-Trato de ser realista para no sentirlo como un peso. El rating no es ni más ni menos que la respuesta de la gente a mi trabajo; en este momento no es más que un aliciente para el alma.
-¿Cuál es tu definición del éxito?
-El éxito es lograr que la profesión me divierta a mí y a la gente. Eso es lo que define la tarea del artista; la posibilidad de sanar con la energía que transmite.
-¿El protagónico te sorprendió?
-Cuando Sebastián Ortega me comentó la propuesta, me adelantó el perfil de cada uno de los personajes. automáticamente supe que el papel de Martín Pells era para mí. Fue fácil componerlo.
-¿Te inspiraste en algún periodista en particular para el personaje?
-En ninguno que tenga nombre y apellido. Todos convivimos desde muy chicos con los periodistas, y como actor ya conozco los clichés para interpretarlos. Además, tratándose de una tira, es más difícil sostener un rol. Por eso el papel tiene que resultarme muy cómodo y cercano a mi cotidianeidad, porque si no es muy difícil mantener la continuidad.
-Te toca encarnar tres roles, ¿cómo enfrentás ese desafío?
-Es lo más difícil y estimulante de este trabajo, porque tengo que hacer de Gonzalo (N. de la R.: tal actor fracasado), de él cuando simula ser Martín Pells y de M.P. en su versión original (N.de la R.: un periodista estrella de televisión).



¿La oportunidad te llegó tarde?
-Para nada, el protagónico es consecuente, no se lo puede tomar livianamente. Si no me llegó antes es porque no tenía la madurez para sostenerlo debidamente. Lo que estoy viviendo hoy es algo que siempre me imaginé, para lo cual me vengo preparando desde muy chico. En Maipú, la ciudad mendocina donde me crié, me acostumbré a jugar solo; soy el único hijo varón y el menor. Me encantaba trepar a los árboles, inventar personajes y hacer las distintas voces para darles vida; era un héroe que cumplía una misión trascendental. Por eso creo que el hoy tiene que ver con mi historia.
-Sos un actor legitimado, pero recién ahora sos popular. ¿Cómo te sienta la fama?
-Me gusta convivir con ella. Puedo caminar por la calle mientras la gente me felicita. Aunque no estoy acostumbrado a recibir esa efusividad, no la siento como un peso. Antes de llegar a Los exitosos Pells, la gente no me conocía; hoy tengo la oportunidad de demostrar que soy un actor que tiene mucho para dar.
-Se dice que sos un workaholic ...
-Soy muy responsable en el trabajo, por eso en los tiempos de impasse me gusta vivir sin ninguna clase de presión. No hago nada que no quiera hacer porque detesto las estructuras, prefiero dejar mi cabeza a la intemperie. Además no soy de esos actores que pueden desdoblarse para hacer teatro o cine mientras están en televisión.
-Declaraste en una nota que el hombre que sos hoy es el resultado de las parejas que tuviste. ¿En qué te formaron?
-Todas las mujeres con las que compartí mi vida contribuyeron a forjarme como persona. De esa esencia, que también viene de la cuna, surgió todo lo que después alimentó al artista. Fueron pocas, pero me encaminaron. Si en este momento estoy solo es porque me gusta disfrutar de la libertad, y la libertad por momentos es egoísta. Ahora no es momento de compromisos personales porque estoy abocado a este trabajo, que requiere de toda mi energía.
-¿El medio es absorbente para vos?
-Hacer televisión es como estar en una cárcel; lo digo en un sentido positivo porque yo lo vivo como un encierro en el que tengo la posibilidad de estar suelto. Cuando uno acepta un trabajo como este sabe que tiene que resignar otras cosas. Pero no lo padezco, simplemente me dedico en cuerpo y alma a la profesión.
-¿Sos un hombre al que le preocupa su aspecto físico?
-No soy obsesivo, ni metrosexual, ni nada que se le parezca. Me cuido, pero también soy salvaje. A la hora de vestirme trato de ser fiel a mi propio estilo. No hay imposiciones; la única regla es regocijarme con lo que se me ocurra.
-¿El under es cosa del pasado?
-De ninguna manera. No pienso dejar el barro, sería como alejarme de lo que realmente soy.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada