Bienvenido al Blog de:


LOS EXITOSOS PELLS
Donde se muestran todos los capitulos, videos, noticias y mucho mas de esta serie. Cualquier cosa que quieran saber escriban a: losexitosospellss@hotmail.com o por el Chat. Gracias por visitar el Blog.

TODA LA MUSICA DE TODOS LOS CAPITULOS (click en el signo de pausa para parar)


MusicPlaylistRingtones
Create a playlist at MixPod.com

viernes, 30 de enero de 2009

Martín Pells existe y es camarógrafo

En verdad se llama Pels, con una sola ele. Tiene 45 años, esposa y un hijo. Antes había cedido su apellido para un libro de Birmajer. Una historia de telenovela.

Un día, casi como chiste de entrecasa, un camarógrafo de Ideas del Sur llamado Marcos “El Chaqueño” Quintana inauguró en Facebook la comunidad “Yo conozco al verdadero Martín Pells”, donde revelaba detalles y publicaba fotos que confirmaban de dónde había nacido el nombre y apellido del personaje de Mike Amigorena: un verdadero Martín Pels, con una ele menos y también camarógrafo.

Bautizar al protagonista de la tira más exitosa de los últimos tiempos fue idea de Sebastián Ortega, quien pidió permiso al verdadero para usarlo. “El año pasado, cuando Sebas me llamó para el último tramo de Lalola, me dijo: ‘Voy a hacer un programa y quiero que el protagonista se llame como vos’. Yo me cagué de risa y le dije que sí, que estaba todo bien. No sé exactamente por qué lo eligió. Acá son muy pocos los que llevan ese apellido, tal vez sea por eso”, dice Pels, cuyo nombre parece estar condenado a los protagónicos. Hace unos años atrás, su amigo Marcelo Birmajer lo utilizó para el personaje principal del libro El abogado del marciano.

“Nos juntábamos con amigos y Marcelo escribió una novela donde, de alguna manera, eran todos personajes de este grupo, y al marciano le puso Pels; porque yo siempre les contaba historias delirantes de marcianos y ovnis”, relata. Por eso, cuando el productor de Underground le propuso usarlo dijo: “Y sí, ¡si ya fui un marciano!”.

El verdadero Martín Pels integra eso que se denomina “la gente que está detrás de cámara”, de quien todos hablan cuando reciben un premio. Viste siempre de negro aunque “por nada en especial”, tiene 45 años, está casado y tiene un hijo. Estudió cine y luego entró al mundo de la televisión. En 1993 pasó por MTV, más tarde por La TV ataca y hasta fue el camarógrafo del programa piloto de El rayo, donde no pudo permanecer por tener otros compromisos. De la misma forma, el año pasado le tocó participar en el primer capítulo de Todos contra Juan y se lamenta de no haber podido seguir: “No me coincidían los tiempos, pero me hubiese encantado”.

Cuando trabajó en Tumberos formó una unidad de trabajo junto a El Chaqueño, y aunque hoy ya no filman juntos, siguen siendo amigos. También conoció ahí al director Adrián Caetano, con quien viajó más adelante a Uruguay para hacer un unitario llamado Uruguayos campeones. Según Pels: “Es el tipo que representa mi ideal de trabajo y fue uno de los que le habló bien de mí a Sebastián”. Precisamente fue el hijo de Palito quien lo llevó nuevamente a Ideas del Sur para hacer Disputas, Sol negro y Criminal.

Aunque su trabajo está detrás de cámara, tuvo su experiencia del otro lado con el cocinero más conocido del país: durante cinco años recorrió el mundo como el cocinero-camarógrafo en los ciclos Gato Dumas cocinero y Argentina genial, donde tenía una participación junto al Gato y Guillermo Calabrese. “El chiste surgió como una cuestión práctica –explica– porque tenía que acercarme y grabar bien la comida y se les ocurrió vestirme de cocinero y ponerme al lado de la sartén. Era un personaje mudo, aparecía en cámara y hacía monigotadas.” Su personaje estaba tan presente que hasta en la apertura aparecía, cámara en mano, con el conductor.

Hoy, luego del éxito de la comedia con Carla Peterson y Mike Amigorena, cargar con ese nombre al momento de hacer un trámite implica para su portador situaciones de todo tipo, pero no se alarma. “Es raro, porque vas de compras con la tarjeta de débito y salta que soy Martín Pels. En la veterinaria, la ficha del perro tiene tu apellido y te dicen: ‘¡Ah, un perro con apellido famoso!’. Una productora me decía que me iban a cargar en la calle, pero eso no ocurre porque nadie conoce mi cara. Por ahí creía que me iban a joder más por teléfono, pero evidentemente los pibes hoy se divierten con otras cosas”, comenta aliviado.

Hace un poco más de memoria y de pronto recuerda que en la época del Gato Dumas una vez lo reconocieran en un ascensor. Por eso se ríe de la situación actual diciendo que “dentro de este juego del nombre, yo digo como un chiste: ‘¡Bueno, pará, fui el camarógrafo del chef, no es que ahora caigo como un paracaidista!’”.

A esta altura, también es cierto que el verdadero señor Pels dice sentirse un poco ridículo en esta situación, pero asume el juego de roles y homónimos como algo divertido. “Este laburo es como estar en un parque de diversiones, y llamarme Martín Pels genera algo porque hay un código en el ambiente de trabajo: ‘¡Éste es el verdadero!’, dicho como una humorada interna. Tal vez si fuera un nombre más común, no pasaría nada.”

Admite que hay gente que de otra manera no lo saludaría, pero enseguida reflexiona: “De última, alimento el ego durante siete u ocho meses, y después desaparece; en marzo termina el programa y todo el mundo se olvida. Es una circunstancia, nos divertimos y chau”.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada