Bienvenido al Blog de:


LOS EXITOSOS PELLS
Donde se muestran todos los capitulos, videos, noticias y mucho mas de esta serie. Cualquier cosa que quieran saber escriban a: losexitosospellss@hotmail.com o por el Chat. Gracias por visitar el Blog.

TODA LA MUSICA DE TODOS LOS CAPITULOS (click en el signo de pausa para parar)


MusicPlaylistRingtones
Create a playlist at MixPod.com

domingo, 4 de enero de 2009

"Dicen que soy un pirata"

Su papel de rompecorazones en “Los exitosos Pells” despertó los suspiros de las mujeres.



Federico Amador hizo de periodista gay en “El tiempo no para”, pero la orientación sexual de ese personaje no evitó que muchas mujeres argentinas compararan su belleza con la de los galanes instalados en el show business como Facundo Arana y Pablo Echarri.

Además de admiradoras, su trabajo le valió el reconocimiento de Sebastián Ortega, quien el año pasado le ofreció una participación en “LaLola”. Durante cuatro capítulos fue el irresistible director de arte que se interpuso en el camino de Lola (Carla Peterson) y Facundo (Luciano Castro). Pero este año, el actor de 33 años está más rompecorazones que nunca con su papel en “Los exitosos Pells”.

–“Los exitosos Pells” parodia a la televisión y la falta de códigos. ¿Alguna vez sufrió las consecuencias de trabajar en un medio tan competitivo?
–Creo que en todo ámbito hay gente que no tiene códigos. Pero quizá lo que hay en la televisión es una ambición desmedida. Yo intento crecer y mejorar siempre, soy ambicioso en cuanto al trabajo pero no en cuanto al éxito ni al rango. En la tele como en cualquier trabajo, hay gente que no respeta al otro y pasa por encima sin respetar a los demás. Cuando importa sólo el éxito y la fama, es cuando las cosas empiezan a salir mal.

–Participó en “LaLola” como el tercero en discordia. Ahora encarna a Nacho, un “langa” y mujeriego. ¿Alguna vez le gustaría que lo llamen para hacer de galán bueno, como Facundo Arana?
–¡Ojalá algún día me llamen para eso! (risas), los encasillamientos me dan un poco de rechazo. Pero me encantaría protagonizar una novela como el galán.

–¿Se esfuerza por demostrar que es más que una cara bonita?
–Los actores tenemos colores y creo que si soy un chico lindo o no, es sólo un color. Puede ser útil para algunos personajes y puede restar para otros, no creo que mi imagen sea una virtud para mí.

–¿Está muy pendiente de su imagen?
–Para nada. Si fuera por mí andaría en ojotas todo el día. Pero si bien aprendí un poco que para este trabajo es importante la imagen, lo mío no es ser metrosexual.

– ¿Comparte cosas con su personaje en “Los Pells”? ¿Fue o es un mujeriego rompecorazones?
–Antes me daba mucho miedo formalizar con una pareja. Cuando conocí a mi mujer actual, ella vivía en Rosario y todos me decían que por algo me había buscado una novia a 300 kilómetros de distancia (risas). La conocí hace 8 años, pero recién hace 4 ella se vino a vivir conmigo y ahí me agarraron las ganas de comprometerme.

–En sus épocas de poco compromiso, ¿jugaba a dos puntas como “Nacho”?
–Lo he hecho, pero siempre terminó mal porque tarde o temprano se junta el ganado. Tengo una prima que me dice que soy un pirata encallado al que se le frenó el barco y se dedicó a otra cosa (risas). Pero creo que son procesos naturales de crecimiento que la mayoría de los hombres pasaron. Ahora por suerte estoy muy feliz con mi mujer María José (33) y mi hijo, Vito. Mi energía esta enfocada en ellos y en mi trabajo.

–¿Qué hace cuando no está trabajando ni con su familia?
–No soy de ir a lugares muy concurridos ni soy eventero. Me muevo por la tranquilidad de Acassuso, donde me conocen todos desde chico porque crecí ahí. Cuando termino de trabajar me voy a mi casa y los fines de semana practico deportes y participo en torneos de fútbol. Los jueves desde hace 10 años me junto con amigos a jugar al fútbol y después vamos a comer.

–¿Los chicos del fútbol lo castigan más en la cancha por su trabajo como galán?
–Sí, pero lo hacen porque es su rol, me tienen que joder. Pero ellos vieron todo mi proceso desde que empecé a estudiar teatro hasta cuando empezaron a verme en las obras donde yo actuaba a los 17 años. Entonces valoran la fuerza de voluntad que tuve para seguir en mi profesión.

–Estudió con Julio Chávez, ¿le gustaría convertirse en un actor reconocido y recibir muchos premios como él?
–Julio es un animal. Lo que más me gustaría es tener su mirada y su poder de observación, el poder observar la naturaleza humana con un ojo muy agudo. Y creo que es una de las claves de la actuación.

–¿Se ve subiendo al escenario de los Martín Fierro a recibir algún premio solo o junto al resto del elenco?
–Sí, creo que nos lo merecemos. Ojalá que pase. Sebastián Ortega es un tipo que apuesta fuerte y que busca la vuelta de tuerca a las cosas. No hace un producto que se sabe que va a gustar. Se juega a algo que le gusta a él y por suerte le va bien. En el equipo es uno más, no actúa de jefe. Es un chico pero tiene una capacidad abismal con respecto a otros.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada