Bienvenido al Blog de:


LOS EXITOSOS PELLS
Donde se muestran todos los capitulos, videos, noticias y mucho mas de esta serie. Cualquier cosa que quieran saber escriban a: losexitosospellss@hotmail.com o por el Chat. Gracias por visitar el Blog.

TODA LA MUSICA DE TODOS LOS CAPITULOS (click en el signo de pausa para parar)


MusicPlaylistRingtones
Create a playlist at MixPod.com

martes, 30 de diciembre de 2008

Diego Reinhold: "Hago lo que tengo ganas"

El chico rebelde del teatro vuelve a incursionar en la revista, pero ahora descuella en la TV



Por Darío Palavecino
Corresponsal en Mar del Plata



MAR DEL PLATA.- "¡Charly, Charly!" Lo llaman a los gritos unas chicas. "Sí, es Charly, el de Los exitosos Pells ", lo reconocen al paso dos señoras mayores. El hombre que fue la revelación de la última temporada teatral marplatense en la revista de Miguel Angel Cherutti y que este año se ganó el premio ACE por la misma labor en la cartelera porteña, ahora carga a cuestas con la incómoda mochila de la fama que le dio su personaje en la serie televisiva que lidera el rating.



"¿Qué tiene Charly? No tengo la menor idea, pero si sé que se parece mucho a mí", dice Diego Reinhold, que en la producción de fotos juega como un chico a un paso de los delfines del Mar del Plata Aquarium.



En su segundo verano en la costa, el actor redobló su apuesta y volvió a poner en escena una propuesta más osada que justifica el título de la nueva revista que presentan en el Neptuno: Deslumbrante .




El sello de Reinhold, que ya había marcado un cambio para el rubro con sus ideas innovadoras, contagió a los productores, que este año incrementaron la inversión en luces y escenografías para la puesta.



Reconoce que Cherutti y Reina Reech, directora artística del espectáculo, ya venían probando un cambio. "Siento que la revista, hasta hace unos años, se hacía a los ponchazos, buscando gente muy mediática y con mucho afano.



En ese sentido, YouTube es una bendición. Pero yo, a la hora de hacer teatro, siento que me exploro a mí mismo y me cuesta mucho tomar cosas de afuera. Trato de ver qué tengo ganas de hacer, y busco", dice.
Reinhold vuelve a ocupar el rol de una suerte de maestro de ceremonias que, además, baila, hace stand up y presenta cuadros. Hasta se anima a jugar a un bizarro ventrílocuo con el títere Tembleque y vuelve a impactar otra vez con su propio show multimedia, más osado que nunca.



"Veo que en la revista hay algo que está empezando a aparecer o se comienza a experimentar algo como lo que hago, que es una locura. Siento que está bueno ver cómo se hace desde cero, sin ir a Las Vegas y sin afanar", reconoce.


-¿Sentís que tu aporte al espectáculo del año pasado obligó a la producción a acompañar en el mismo sentido?


-Yo estoy agradecido a todos. Esta pantalla que uso en una de mis participaciones costó cuatro veces más por todo lo que se agregó, con video, vestuario y producción. Yo también me animé a seguir explorando este multimedia. Para mí es un recurso para contar cosas, y la pantalla me resulta. Pero la siento que me queda chica y sueño con una más gigante.




-¿Se puede comparar esa enfermiza dependencia del rating en TV que desnuda Los exitosos Pells con lo que se vive en el teatro, pendientes de la taquilla?


-Es penoso, pero es propio de esta sociedad de mierda. Tomé una decisión y soy feliz. Y cuando uno hace eso, se tiene que olvidar de ganar o perder. No es cierto que para que uno gane otro tenga que perder. Es puro materialismo. Pero que me vaya mal es un aprendizaje y siempre es ganar. El otro no existe, sino que importa qué me pasa a mí, y eso puede ser de todos los colores. Puede ser negro, pero eso no es perder. Y siempre es un camino más. Pero éstos se vuelven todos locos.




-Pero ya hay una disputa mediática permanente sobre quién lidera, o quién está o le va mejor.


-¿Cómo me van a comparar a mí con el espectáculo de Carmen Barbieri? ¿O a Cherutti con Carmen? ¿Cómo? ¿Bajo qué criterio? No es así.




-¿Se puede proyectar una mayor convocatoria de Deslumbrante a partir de este fenómeno que se da con vos en Los exitosos Pells ?


-El teatro tiene eso que está buenísimo, que es como un acústico en vivo. Un unplugged . Si no tocás la guitarra, no tocás. Si salís al escenario y no está bueno, si a la gente no le gusta, no le gusta por más Alcón que seas. Porque la gente reconoce un instante al artista en el escenario. Y el aplauso se lo lleva el que está mejor en el teatro. Por más que seas Gardel. Por ahí cambia que yo salgo, y aplauden, pero es ese instante. Después hay que hacerlos reír. Y no es fácil.




-La propuesta de sumarte a Los exitosos Pells primero la habías puesto en duda . ¿Por qué cambiaste de opinión?


-Mi representante me decía que era la mejor ficción del año. Pero yo no quería porque no podía más, estaba colapsado por el trabajo. A mí la ficción no me gusta, tampoco el cine muy guionado. Me resulta muy difícil creerle al actor. Por más Meryl Streep que sea. Y hay obras de arte y genialidades. En la tele veo la pantalla y hay algo que me separa de la historia.




-¿Y como producto qué te convenció?


-Había muchas cosas que se juntaban para decir que va a estar bueno. Me gustaban todos los actores, de los que podía aprender un montón. Lo que habían hecho con Lalola , la manera de laburar de la productora Underground. Y me parecía bárbaro entrar ahí y aprender la televisión, porque en este medio soy nadie, un pichi.




-¿Qué tienen Los exitosos Pells para ser número uno de la TV?


-Tiene ideas y talento. Eso. No sólo de parte de los actores. Hay una elaboración en todos los aspectos. La escenografía es increíble, muy loca, casi de Viaje a las e strellas. Pero creo que si funciona es porque la gente ve que está trabajado, que no está hecho así nomás.




-¿Y Charly? ¿Cuánto hay tuyo y cuánto de los autores en tu personaje?


-Es fifty y fifty . Desde el libro está muy bien planteado el arquetipo y el libro. Después de lo que está escrito a lo que se dice hay un proceso, un trabajo. Me ayudaron mucho mis compañeros y los directores. Ellos juegan conmigo y los actores a la hora de poner la escena. Y ponen mucho de ellos. Están ahí y les gusta. Me tiran ochenta chistes y yo elijo. A los directores Mariano Ardanaz, Daniel De Filippo y Eduardo Rípari.




-¿Y qué tiene Charly para llegar tan fuerte a la audiencia?


-No tengo la menor idea. No sé. Sí se puede decir que se parece mucho a mí. Yo me miro en la tele y no me gusto. Si ése es un personaje arquetípico, estamos en el horno?.




-Pero se disfruta mucho...


-Hay que tener cuidado con el público. Vi hace unas horas un capítulo de Algo habrán hecho en el que se mostraba que Lisandro de la Torre denunciaba negociados y los diarios de esos días sólo hablaban de la repatriación de los restos de Carlos Gardel. El público? [hace una pausa] me da como de mediocridad generalizada. La gente está despertando. Y yo también. Eso no quiere decir que esté por encima. Pero lo que hago lo hago para mí.




-¿Y cómo se lleva Reinhold con el nuevo lugar de mediático?


-Todavía no me doy cuenta, pero me incomoda. Que me reconozcan por la calle me incomoda. No me gusta. Cuando era chico quería ser eso. Es el termómetro que te da la pauta de que lograste lo que querías en el plano profesional. Pero ahora que lo tengo no está bueno. La gente siente que pasa algo importante y para mí, no. Me la paso mirando el piso. No sé si levantar el piso. Y no soy nadie. ¡No quiero imaginarme a Maradona!




-En la tira encontraron una sintonía especial con Diego Ramos...


-Encontré mi pareja ideal, el hombre de mi vida [se ríe]. Nos divertimos muchísimo. Nadie se imagina. Veo que tengo escena con Diego y es una fiesta. Ahora tenemos que hacer una serie, convencer a Sebastián Ortega que haga una tira que se llame Charly y Tomás, dos putos sinvergüenzas . Solos, en el Caribe, en una especie de MdQ, pero con nosotros dos?..
La exigencia de este año le sirvió de experiencia. Por eso Reinhold optó por despedirse de Los exitosos Pells , por lo menos hasta abril, para no tener que viajar a Buenos Aires en forma semanal para grabar. "No lo iba a resistir", reconoce.


Sí está convencido de que luego de la temporada, cuando se reintegre en la serie y siga con Deslumbrante en Buenos Aires, se sentará para escribir nuevos proyectos. Entre ellos su propio espectáculo, que hace varios meses que le da vueltas en la cabeza. ¿Cómo será una revista de Reinhold?



Lo explica: "Estará dentro del perfil del music hall. A veces, me pregunto si más mediático o menos, pero haga lo que haga buscaré la excelencia".


Considera que su creación podría tener similitudes con la revista actual. "Seguro que será mi espectáculo más surrealista -dice-, pero la revista ya lo es por sí misma con sus plumas."

1 comentarios:

Anónimo dijo...

eso quiere decir que charly se va? se lo va a extrañar un monton me hace reir mucho lo adoro a el y a mike.

Publicar un comentario en la entrada