Bienvenido al Blog de:


LOS EXITOSOS PELLS
Donde se muestran todos los capitulos, videos, noticias y mucho mas de esta serie. Cualquier cosa que quieran saber escriban a: losexitosospellss@hotmail.com o por el Chat. Gracias por visitar el Blog.

TODA LA MUSICA DE TODOS LOS CAPITULOS (click en el signo de pausa para parar)


MusicPlaylistRingtones
Create a playlist at MixPod.com

lunes, 22 de junio de 2009

“Si no soporto el éxito, me guardo”.

Terminó de grabar Los exitosos Pells y se concentra en Ambulancia, proyecto actoral/musical que comparte con colegas. El desafío de mantener un reconocimiento repentino, la estética, los egos y su utilización de la televisión.

Hoy es para Mike Amigorena un día distinto. El actor que desde hace casi un año se puso en la piel de Martin Pells/Gonzalo Echagüe en Los exitosos Pells, por Telefe, terminó esta semana las grabaciones de la tira pero no se imagina el devenir. “Estaba esperando vivir esto, aunque es triste porque generás una familia, un cariño hacia el grupo de trabajo. Es como ser padre, hasta que no tenés un hijo no sabés, acá tampoco sé qué voy a sentir”, reconoce Amigorena, quien antes de este protagónico hizo teatro y trabajó en el film Tetro, que Francis Ford Coppola filmó en Buenos Aires. Pese a la incertidumbre que le genera el día después, el actor tiene una respuesta concreta sobre lo que quiere para el día de mañana: tomarse vacaciones y ser feliz.

Fue un año intenso para Amigorena y no lo disimula. Aunque sea “a pesar de uno”, como él mismo lo entiende, la popularidad le llegó de golpe.

—¿En qué te cambió este personaje?

—En que estuve encerrado la mayor parte del día y que ahora no paso desapercibido. Antes era como más sutil el reconocimiento. No la paso mal pero no es lo que era. Yo sigo siendo el mismo y soy gentil con la gente que agradece lo que hago pero antes podía estar más relajado.

Mientras responde, le piden un autógrafo. Dice que no va a forzar lo que vendrá, que no reniega de ser “una estrella” pero que ve imposible modificar su esencia. Su languidez al hablar se contradice con la firmeza de sus palabras: “Si no lo soporto, me guardo”, asegura y agrega: “Voy a seguir guiándome por la intuición y las ganas de trabajar en algo bueno para mostrar”.

A pesar de las largas jornadas de grabación y las exigencias de ser la cara de un programa en horario central, Amigorena nunca descuidó su proyecto personal. Dice haber soñado siempre con ser estrella de rock y, previo al revuelo Pells, ya era el frontman de Ambulancia, grupo que comparte con los actores Muriel Santa Ana, Luciano Bonanno, Julián Vilar, Víctor Malagrino y Mariano Torre, reemplazado circunstancialmente por su trabajo en Casi ángeles, por Rodrigo Quirós. Hacen música reversionando canciones de los más variados géneros –desde Vení, Raquel a Boys don’t cry y God save the Queen– pero definen su espectáculo como teatral y, no en vano, tienen a Sergio D’Angelo como director.

Después de un ensayo en la casa de Malagrino, donde ajustaron los detalles para las presentaciones de ayer y de hoy en el N/D Ateneo, la banda recuerda el camino recorrido: una tocada para amigos en el cumpleaños de Muriel, la primera presentación contratada en una fiesta en Nordelta, el ciclo en Velma, el Festival de Teatro en Mendoza y las fechas en este teatro donde ya se presentaron a finales del mes pasado.

“Nos juntamos todos los jueves una vez por año”, confiesa riendo Vilar pero Santa Ana lo interrumpe y aclara: “Venimos tocando con un ritmo muy regular desde hace más de un año, algo bastante bueno para un espectáculo como el nuestro, off de lo off, ya que vamos solos a todas partes. Es tiempo de explotar en vivo el ensayo que tenemos encima”.

El momento coincide con el éxito televisivo de Amigorena y ellos lo saben y lo incorporan. Se dicen preparados para afrontarlo. “Antes era tirar la piedra y ver adonde va, ahora sabemos que cae sobre algo concreto”, dice Malagrino.

—Soñaban con ser estrellas de rock y ninguno fue a un conservatorio. ¿Se sienten deudores de la música?

BONANNO: No, de Sadaic (risas).

AMIGORENA: Lo que hacemos es apoderarnos de un tema y homenajearlo. Viene uno, por ejemplo, y dice: “Se me ocurrió hacer una polca”. Bueno no es el mejor ejemplo (más risas).

VILAR: O se me ocurrió una Idea del Sur.

AMIGORENA: Es como un grupo de improvisadores, uno tiene la palabra, y el otro se une y hace una oración. Eso sucede con la música y nos conecta con algo teatral, con algo físico. Debe ser muy similar a alguien que compone una canción.

BONANNO: No hace falta ir al conservatorio ni leer música. Ahora la forma de registro es la grabación más que la partitura. Igual no decimos que no haya que estudiar pero esto se transformó en un laboratorio.

Para organizar el experimento y casi como un integrante más se incorporó al elenco D’Angelo: “Yo cuando vi esto pensé que era inordenable –dice–. Es algo que no tiene límites ni está encuadrado dentro de un guión lógico de una historia. El desafío era hacer que eso se pudiera repertir todas las noches, con cierta armonía y que no sea solamente una bacanal”.

—¿Les cambió el público por el éxito televisivo de Mike?

SANTA ANA: Hay un público que nosotros reconocemos que es más de nuestra edad, que sigue viniendo, y a ése se le sumó un montón de gente que nos conoció en esta etapa por el programa y a partir de que él contara que el grupo le nutre el alma. Antes teníamos un público que capaz se quedaba después del show de Silvana Di Lorenzo.

AMIGORENA: Lo que hizo la televisión, que es el mayor rédito que vos le podés sacar, es la difusión. Yo, desde el programa, también pasaba videos de Ambulancia atrás.

—Casi una PNT propia...

AMIGORENA: Sí, al inconsciente, un mensaje subliminar.

—Como actor también participaste de varias publicidades reales en el ciclo...

AMIGORENA: Eso es parte de las reglas de la televisión, es una estrategia de marketing, es como seguir el sistema televisivo y entretener al mismo tiempo. Me buscan por el personaje pero sé que es circunstancial.

El grupo de amigos, de teatro, de música, que se prepara para lanzar un DVD en agosto, se dispersa. Es mitad de semana y Amigorena anuncia que al otro día se levanta a las 6 para grabar. “Tengo ganas de descansar”, confiesa y anticipa que se alejará un tiempo de la televisión para hacer cine y preparar un unipersonal de Bernard-Marie Koltés. “Ahora puedo decir que no haría nada que me impidiera seguir con Ambulancia”, se despide el actor cuyo papel de rockero es el que más disfruta.

El chico de las polleras

Aunque asegura que trata de ser discreto y no llamar la atención, Mike Amigorena, el actor que elige tomar un subte y visitar un shopping si le dan ganas, es también una figura reconocida por su estética y, sobre todo, por animarse a usar polleras. Dice que no le gusta asistir a eventos pero asume que por su personaje lo buscan para que participe.

Su vestimenta es marca registrada también en Ambulancia donde tanto él como sus compañeros hacen un culto del maquillaje y los accesorios

—¿Qué buscan generar desde el vestuario?

VILAR: Buscamos cierta elegancia en lo que se ve, no algo muy trash. Sabemos que no queremos ser sucios.

—Pero pueden bañarse sin disfrazarse...

BONANNO: Sí, pero tiene que ver con que Ambulancia camina por un tinte muy delicado, es como de cristal.

D’ANGELO: Es la imagen del panadero que es la mascota vegetal de la banda. Es lo natural en una probeta, la naturaleza atrapada dentro de una burbuja.

—A vos, Mike, muchos te identifican como “el que usa polleras”...

—Sí, es un atuendo, un accesorio más, es llamativo pero es cultural al mismo tiempo. Ahora hay mucha gente que usa polleras.

—¿Te sentís como un embajador de cierta moda europea?

—Ojalá.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada