Bienvenido al Blog de:


LOS EXITOSOS PELLS
Donde se muestran todos los capitulos, videos, noticias y mucho mas de esta serie. Cualquier cosa que quieran saber escriban a: losexitosospellss@hotmail.com o por el Chat. Gracias por visitar el Blog.

TODA LA MUSICA DE TODOS LOS CAPITULOS (click en el signo de pausa para parar)


MusicPlaylistRingtones
Create a playlist at MixPod.com

lunes, 22 de junio de 2009

Estar en la vidriera

La web y la TV ya no imponen limites a los que quieren mostrarse. Desconocidos, y no tanto, se exponen cada vez mas para ser vistos y alcanzar la fama. ¿Es el fin de la era del pudor?"Nada, no cambió nada. Estoy igual", asegura Mike Amigorena, el Sr. Pells, en busca de la complicidad de quien tiene enfrente. "¿Me ves cambiado?", pregunta, y la pollera que lleva puesta descubre sus rodillas. "Estoy más flaco, ¿no?" Pasó más de un año desde el último encuentro que mantuvo con LNR, cuando confesaba las ganas de hacer Los exitosos Pells (culmina el mes próximo) el proyecto que lo transformaría en el personaje del año.

-Hoy no hay quien no conozca tu nombre.

-Soy más público; nada más que eso. Sigo viviendo en el mismo lugar, tengo la misma cabeza y los mismos sueños. Estoy tan inmerso todavía que no puedo separarme. Sinceramente, no sé cómo lo ve el otro. Me dicen que es rarísimo, que hace tiempo que un personaje no pegaba tanto. Pero yo no lo vivo así, no logro verlo a la distancia; quizás ahora, cuando termine, comience a darme cuenta.

-¿Sos consciente de que tu vida no va ser la misma?

-Umm, sí, y me hago cargo de eso, porque siempre quise que me pasara lo que me está pasando. Lo bueno es que me agarró de grande, a los 37, ya parado.

-Hubiera sido diferente si el Sr. Pells llegaba a los 20...

-Obvio, quizá ni llegaba, porque no estaba preparado para un personaje así. Digo, a los 37 uno sabe que podés estar ahí arriba, pero que en cualquier momento podés estar abajo otra vez, y a los 20 no sé cómo lo habría manejado. El del actor es un proceso muy lento; no soy uno que salió de la nada. Es cierto que hay otros muy precoces o que asimilan más rápido; yo necesito de los tiempos. Me preparé para estar donde hoy estoy.

Hubo un momento, 1992, en el que Ricardo Amigorena - tal como figura en el DNI, aunque para la familia siempre fue Michael, el nombre que no le dejaron poner en el Registro Civil-, entonces con 19 años, decidió dejar Maipú, Mendoza, para instalarse en Buenos Aires y ser actor. "Llegar acá fue un nacimiento; fue tremendo. Me tiró un avión y caí acá. Fue un nacimiento en serio, porque tuve que aprenderlo todo -recordaría en la nota publicada en mayo de 2008 en LNR-. Tuve casa un tiempo, después me fui a una pensión y trabajé de lo que fuera. Ya pasé por eso de que el bolito en la tele era el cuarto de pan, y teóricamente me digo a mí mismo que no quiero volver a pasar por eso, pero hay otra parte que es consciente de que uno no está exento. Disfrutás de un presente regocijante, el arriba, pero también conozco el abajo."

-¿Por eso decís que sos el mismo?

-Sí, pero con la gratificación de que la gente te conozca, que sepa lo que hacés.

-O que te reconozcan por las polleras.

-Qué locura, ¿no? Siempre usé polleras, pero ahora todos pusieron los ojos en lo que uso y en lo que no. Ahora salen a vender polleras: está buenísimo (se ríe como un chico). Todo esto me divierte mucho.

Y no es para menos. Cuando Mike se puso la falda, los medios enloquecieron y salieron con programas especiales que repasaban el uso de la pollera en personajes de nuestro país y del mundo, y hasta algún movilero se animó a mostrar las piernas.

"Lo de la pollera es algo viejo, más viejo que todos nosotros, y ni siquiera es nuestro."

-Pero la curiosidad y la provocación despertaron siempre interés en vos...

-Obvio, y me hago cargo de lo que hago y de lo que uso. No tengo pruritos. No te voy a negar: hay una parte de mí que dice: ¿Y si hago esto?, ¿qué generará? Me da curiosidad, pero por sobre todo me divierte, y mucho.

-Como que duden de tu sexualidad...

-(Más risas) ¿Es o no es? ¿Se hace? Me encanta jugar con la ambigüedad. Siempre jugué con esto de ser o no ser. Ojo, que la pollera no es para cualquiera. No a todos les queda bien; hay que hacerse cargo de las piernas, de otras cosas. Es muy fuerte, hay que ponérsela. Cuando salgo a la calle así (se para y se muestra con la falda) sé que provoco, no sé qué, pero provoco. Una cosa es hacerlo desde un escenario y otra caminar al lado por la calle.

-Más aún si sos un tipo conocido...

-Sería una tontera no hacer lo que uno tiene ganas de hacer por el "qué dirán". El impacto es una consecuencia del laburo que vengo haciendo, no de una simple vidriera.

-Además, todo este juego te permite explorar tu costado femenino...

-En mi vida, la figura femenina fue y es fundamental; siempre estuve rodeado de mujeres, y es un placer.

-Los chicos imitan al Sr. Pells, las mujeres te incluyeron en el top ten de los hombres más sexis y los hombres...

-Es el súmmum: me eleva el alma tener un público tan heterogéneo. Hasta las abuelas me saludan; a los muchachos todavía les cuesta un poco. ¿Vos te imaginás ser galán?, ¿que las chicas te miren así? ¡Que se ratoneen con uno!

Y la prueba está en los mensajes que chicas y chicos escriben en el Facebook o que le gritan cuando Mike sube al escenario, con pollera incluida, al frente de Ambulancia, la banda que degenera clásicos de los años 80 y 90 y que integra junto a los también actores Víctor Malagrino, Luciano Bonanno, Julián Vilar y Muriel Santa Ana.

-Sos una estrella pop...

-Lo que pasa con Ambulancia es muy especial. Con el programa en el aire, estalló.

-Los actores temen quedar pegados al éxito de un personaje.

-Por eso necesito cerrar esta historia; ya me dio demasiado; sería un inconformista si pido más. Sé que otros preferirían hacer la plancha, pero yo quiero cambiar, quiero que Pells desaparezca: soy un tipo que se aburre muy rápido.

-¿Y matás el tiempo con los videos que subís a YouTube?

-De la misma manera que subo un video a YouTube me pongo una pollera. ¿Por qué no hacerlo? Como el video que subí de mi viejo. Le pedí permiso y fue. Mi papá no lo puede creer: en Mendoza le sacan fotos, le piden autógrafos, le gritan. Hasta en el noticiero.

Si uno ingresa en YouTube y coloca en el buscador "Mike Amigorena" aparece una lista de videos que el propio mendocino subió.

-Estás en todos lados. En revistas, en alguna presentación, en una vidriera...

-Tengo que desaparecer un poco, ¿no? Más allá de que aparezca en todos lados, hay límites, y sé que si quiero estar solo y que nadie se entere, puedo hacerlo. Tampoco soy un descontrolado; no soy un tipo que sale mucho.

-Pero ahora no sólo te siguen por cuestiones amorosas, sino que marcás tendencia con lo que te ponés. Sos un modelo...

-(Risas) La moda siempre me interesó, y por eso me gusta parafrasear a Valentino y repetir: "La moda es lo que no está de moda". Me gusta crear mi propio estilo, porque me gustan la ropa, las texturas, los colores. Con los años me he vuelto más sobrio; antes era más chillón. Sobrio pero con estilo. Yo no me fijo lo que se usa: voy probando, juego todo el tiempo, y lo hago con Diesel (la marca que promociona), que tiene una interesante gama de colores.

-Se acerca la entrega de los Martín Fierro [está nominado como Actor Protagonista de Comedia por Los exitosos Pells, y es casi seguro que se lleve el premio] y el estreno de Tetro, la película que filmaste con Francis Ford Coppola.

-Quiero que todo sea una experiencia más. Qué sé yo..., de la peli me encantaría que me diera la oportunidad de trabajar afuera, que apareciera un director noruego y me diga: "Quiero trabajar con vos". O que me den un premio.

-Bueno, el premio llega con los Pells...

-No te voy a mentir: ojalá que me lo den.

-¿Vas a preparar un discurso?

-No, no soy de esos que sacan un papelito, y tampoco soy bueno para hablar así de la nada delante de tanta gente. Creo que en esos momentos, el de los agradecimientos, tenés que ser muy medido. Tenés que pensar a quién nombrás, a quién no. Sinceramente, me da mucho pudor. Creo que lo mejor es no nombrar a nadie. Lo que podés decir ya está reflejado. Ya es todo un trabajo levantarte de la mesa y caminar para ir a buscar el premio y no marearte (risas). Ahora prefiero pensar en Ambulancia: es posible que sumemos un show en La Trastienda; queremos armar un nuevo espectáculo. Estamos trabajando una nueva canción, Tainted Love (el clásico de los 80 del dúo británico Soft Cell) al estilo Frank Sinatra.

Y así, chasqueando los dedos y al mejor estilo Sinatra, pero con pollera, canta:

"... tainted love, tainted love..."

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada